El nuevo paradigma de la Medicina Cuántica.

Ya no podemos omitir la innegable existencia y la importancia de la física cuántica, pero por alguna razón el campo de la medicina clásica ha sido lento en adoptar los descubrimientos revolucionarios e importantes que afectan directamente a la salud.
Hace más de 100 años la física cuántica ha detallado los aspectos energéticos de toda la materia. Por ejemplo Albert Einstein nos demostró que su ecuación E = MC² describe la materia y energía como las dos caras de una misma moneda.
Una amplia investigación en el campo de la Bioenergía ha revelado que todas las células en los organismos vivos se comunican y tienen la capacidad de almacenar y emitir partículas de luz llamadas biofotones (nombrados así por el biofísico alemán, Fritz A.Popp, de la Universidad de Kaiserlautern).

medicina_bioenergetica

Otros investigadores del siglo pasado, como los profesores, H. Frolich (Premio Nobel), y el profesor Lund, así como el Dr. Pilla, el Dr. D. Gabor (Premio Nobel), Profesor I. Prigogine (Premio Nobel) declararon que las células vivas, emiten campos electromagnéticos. Entonces ¿por qué estos resultados de los premio Nobel se han ignorado por la medicina clásica u occidental?

Por otra parte, echemos un vistazo a aquellos que si han adoptado estos descubrimientos y los han aplicado en terapias de sanación.
La Medicina Bioenergética se puede describir como cualquier método de tratamiento que se ocupa de los aspectos energéticos de los organismos biológicos.
Los organismos biológicos emiten y absorben energía en diferentes frecuencias vibratorias y cualidades. Las leyes herméticas han demostrado esto como una verdad universal.

Este aspecto energético de los organismos biológicos es el trasgo más importante de la salud y sin embargo, casi en su totalidad, es ignorada por la ciencia oficial y la medicina alopática convencional.
Durante miles de años, las culturas y sociedades orientales (las más relevantes, China, India y Japón) han utilizado estos conocimientos de que nuestros cuerpos están compuestos de sistemas energéticos de radiación en varias frecuencias vibratorias. Así que para ayudar a sanar y lograr la total recuperación de las personas se practican: La Acupuntura, el Ayurveda, el Reki y otras prácticas orientales

Los fundamentos de este tipo de curaciones se basan en la fisiología de los órganos internos y el funcionamiento de los canales de energía biológica del cuerpo (Meridianos). Éstas modalidades de sanación bioenergética oriental han existido desde hace miles de años, y ahora tienen justificación científica legítima y total apoyo de la física cuántica (o mecánica cuántica).

Otras Modalidades de curación energética más modernas han sido introducidas como Medicinas Complementarias. En Europa las introdujeron Voll, Vega Mora, Biocom y otros. En los Estados Unidos, la kinesiología que fue introducida por los Dres. Goodhard, Williams y Klinghardt. El método de los dedos en bucle fue utilizado por Omura. La bioresonancia por el Dr. Szulc, y las técnicas automatizadas (como por ejemplo. QXCI, Zyto, etcétera.) Fueron introducidas con éxito en las prácticas de la Medicina Energética, (También conocidas como las medicinas holísticas y alternativas.)

A pesar de estos avances, la medicina ortodoxa aún no logró adoptar el concepto de energía en organismos biológicos e ignora su importancia vital para la salud y la curación.
Actualmente ha Aumentado la popularidad de la Medicina Bioenergética y con razón. ¿Por qué no aceptar la verdad que nuestras células vibran y pueden emitir información importante en cuanto a cómo mejor sanarnos? Algunas de las mentes más brillantes de todos los tiempos pasaron sus vidas enteras para demostrar esto, y ahora que sus resultados han demostrado lo que las culturas ancestrales tenían razón, que la bioenergía es muy importante para la curación y bienestar del individuo.